Mundo

Reencuentro virtual entre los Galácticos del Real Madrid: Ronaldo, Beckham, Figo, Roberto Carlos y Casillas

Los ex futbolistas dialogaron en vivo a través de Instagram, repasaron momentos de sus carreras y contaron como están viviendo la cuarentena por la pandemia del coronavirus

A principios de la década del 2000, el Real Madrid rompió el mercado y armó un equipo plagado de estrellas. El objetivo de la dirigencia blanca fue comprar a cada futbolista que era estrella en otro equipo y conformar así un grupo de figuras que sean imbatibles.

Este miércoles, algunos de ellos decidieron reunirse a través de las redes sociales, ya que debido a la cuarentena por la pandemia del coronavirus impide que puedan verse cara a cara. El “anfitrión” del meeting fue Ronaldo, encargado de ir dialogando con cada uno de sus ex compañeros en un vivo de Instagram que fue seguido por decenas de miles de personas en todo el planeta. Quienes participaron fueron Roberto Carlos, Luis Figo, David Beckham e Iker Casillas, el más joven de aquel plantel y el último en abandonar el Real Madrid.

Y bien el ex goleador brasileño no es un experto con la tecnología, quedó demostrado en varias oportunidades durante las charlas, pudo contactar a su compatriota en primera instancia. El ex lateral se rió durante casi la totalidad del diálogo y terminó mostrando una colección de bebidas alcohólicas que tiene en su casa, pero también contó que está encerrado para protegerse del Covid-19 y pidió a todos los brasileños seguir las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS). 

“Yo aprendí mucho de ti”, le confesó Roberto Carlos, quien recordó que él estaba en el Real Madrid desde finales de los 90 y se sorprendía cada vez que anunciaban que una nueva figura llegaría a aquel equipo que ya había ganado todo.

El siguiente en la lista fue Luis Figo, recordado por haber cruzado del Barcelona al Real Madrid y ser tildado de traidor por la afición culé. “Todos los años que pasamos juntos fueron especiales. El ambiente era bueno y eso que teníamos mucho talento en la plantilla. Cada uno sabía su rol y su posición dentro del club. Allí pasamos unos grandes momentos. La época de los Galácticos no se va a repetir. El fútbol es impredecible y da mucha incertidumbre por eso es tan bonito. Todos sabíamos cuál era nuestra función. En algunos sitios nos querían matar como en Pamplona. Tuvimos la oportunidad de juntar talento y también gente muy humana”, reconoció el portugués.

“Yo era feliz entrenando contigo y los demás. No podíamos ganar todo, el fútbol es así y también es lo bonito del fútbol”, le confesó Ronaldo.

El mejor momento fue cuando llegó el turno de David Beckham y el brasileño tuvo que abandonar el portugués para pasar al inglés: “Mi inglés no es muy bueno. Cuando bebo vino, mi inglés es bueno, pero ahora en cuarentena no bebo vino”, bromeó.

Durante casi 10 minutos, los ex compañeros estuvieron riéndose prácticamente de cualquier comentario e incluso bromearon porque ambos ahora cumplen el rol de dirigentes. Beckham es el fundador y presidente del Miami FC de los Estados Unidos y el ex delantero del Inter de Milan es el máximo accionista del Valladolid: “Los dos equipos se visten de rosa, son parecidos”, sostuvo.

“Para mí también, pero tú eras de los mejores. Ponías la pelota donde querías. Muchas gracias por todos esos balones que me diste”, le comentó el Fenómeno, luego de que David le reconociera que en su país surgen todas las estrellas: “Los futbolistas brasileños son los mejores”.

Luego de una breve interrupción generada Christian Vieri, ex compañero de Ronaldo en el fútbol italiano, pero que duró poco por su mala conexión, quien apareció en escena fue Iker Casillas. El arquero recordó el momento del primer partido de su ex compañero con la camiseta blanca: “Atajé un penal antes de que entrases tú el día de tu debut, un minuto antes, aunque lo hice yo. Era un privilegio tenerte en el Madrid. Con tu cariño y tus maneras te ganaste el hueco de todos. Fue una época muy buena”.

Además, el hombre que planea ser presidente del fútbol español, dejó en posición adelantada a Roberto Carlos, con una desconocida anécdota: “Siempre me decía lo mismo, me pedía calma para sacar. Cómo le costaba bajar… le costaba”.

Con respecto al ataque cardíaco que sufrió en 2019 durante una práctica del Porto, Casillas señaló: “Lo mío fue un susto tremendo. Tuve suerte que me pasó en el campo de entrenamiento y fue lo que me salvó la vida. Estaré siempre agradecido a los médicos. Si me llega a pasar en otro sitio seguramente no estaría ahora hablando contigo”.

La charla que duró casi dos horas acabó con la aparición inesperada de Gianni Infantino, presidente de la FIFA, quien pidió permiso para entrar y llevar un mensaje de calma. El suizo remarcó que la suspensión del fútbol se mantendrá hasta que la situación no esté controlada, a pesar de que es cada federación la que toma la decisión. “Prima la salud. Si hay riesgo, no se juega. La situación es seria. Se iniciará, se volverá cuando podamos hacerlo. No vamos a arriesgar la vida de una persona por un partido de fútbol. Jugaremos cuando podamos”, concluyó.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar